Menú Principal

Ir al contenido principal

Ir a la página de inicio del Museo Maritimo de Bilbao

Ice Lady Patagonia

Agosto 2004

Todo empezó con la ilusión. Seducidos por los misterios y los desafíos de los mares del sur argentino y el continente antártico, un grupo de amigos decidió que el punto de encuentro que existe entre la aventura y el conocimiento podía ser el inicio de un camino fascinante e irrepetible.

 

Una oportunidad que estaba al alcance de la mano para aquellos que tuvieran la dosis suficiente de pasión y determinación.

 

Había una convergencia entre la investigación científica multidisciplinaria y la necesidad de preservar y difundir unas riquezas naturales absolutamente únicas, aún desconocidas por gran parte de la población del planeta. La forma de materializar su sueño era encontrar un buque capaz de navegar por las aguas hostiles del fin del mundo. Ese barco sería la piedra angular de un proyecto ambicioso. Sin él, nada era posible. El Ice lady Patagonia los estaba esperando.

 

El Ice Lady Patagonia

Construido en los astilleros Helsingfors, Finlandia, por encargo de la Marina Noruega como rompehielos remolcador de salvataje. Fue botado en 1959. Su primer nombre fue Uisko. Como guardacostas estuvo destinado desde un comienzo a patrullar el Atlántico Norte en la parte más septentrional de Noruega, alrededor de las costas del Cabo Norte. Allí pasó sus primeros cuarenta años de vida, rescatando buques en apuros. La misión más importante de sus 30 tripulantes de la Marina Noruega era impedir el espionaje naval soviético. Cuando las tensiones entre la NATO y la Unión Soviética desaparecieron, junto con el Muro de Berlín, la Marina Noruega decidió deshacerse del buque. Pasó a manos privadas y se subcontrató a un particular para seguir con el patrullaje de salvamento dentro de la misma zona. Le renombraron como Ice Lady.

 

Las exigencias del gobierno noruego hicieron que los propietarios cambiaran el destino del buque, arrendándolo a la Asociación Civil Buque Austral patagónico, para apoyar proyectos científicos y culturales. Se le rebautizó como Ice Lady Patagonia.

 

La Asociación de Exploración Científica Austral considera distintas maneras de colaborar y sumarse activamente a las actividades del Ice Lady. La condición básica es adherir a los objetivos que son la razón de ser de esta iniciativa: apoyar la investigación científica y la difusión de la historia, la geografía, la flora y la fauna de diferentes áreas de la Patagonia y la Antártida, para ayudar a la toma de conciencia de las riquezas naturales del sur argentino, alentando la integración cultural con el resto del mundo.

 

El museo itinerante está pensado como un espacio de intercambio cultural, cuya acción completa el sentido de las expediciones realizadas, constituyéndose en un ámbito de comunicación que difunda logros y conocimientos alcanzados en las campañas planificadas. La Asociación de Exploración Científica Austral desarrolla un trabajo en conjunto con el Museo Marítimo de Ushuaia.

 

Continente blanco: travesía y descubrimiento

En enero de 2003, el Ice Lady Patagonia realiza su primera campaña Antártica. Para ello, la Asociación Científica Austral planeó conjuntamente con el Museo Marítimo de Ushuaia y el Museo Naval de la Nación la expedición a realizar.

 

Ésta se realizó en los asentamientos balleneros observados en distintas oportunidades por el capitán de navío Horacio Molina Pico 81970) y Carlos Pedro Vairo (1994, 1995 y 1997).


Se trata de embarcaciones abandonadas usadas por los balleneros, factorías flotantes hundidas y restos de madera de buques naufragados. Éstos se encuentran en una gran dispersión por diferentes islas de las Shetland del Sur, de la isla Booth, Puerto Lockroy, Islas Argentinas, Enterprise Island, es decir, del lado oeste de la península Antártica.

 

Luego de partir de Ushuaia y cruzar el pasaje Drake se recaló en isla Decepción, donde se realizó el relevamiento de las embarcaciones del lugar y se sacaron muestras de madera.


Se continuó por la isla 25 de mayo, Media Luna, Port Lockroy, isla Booth. Sin embargo, fue en la isla Nansen Norte (Enterprise Island) donde se encontró un gran centro ballenero que funcionó desde 1910 hasta por lo menos 1930. los hallazgos fueron muchos: un buque factoría (Governoren) que se hundió a causa de un incendio en la popa. Al tratar de embarrancarla para salvarla, se fue al fondo por popa. Los buzos reconocieron el camarote del capitán y recorrieron las bodegas cargadas de tambores con grasa de ballena.


Simultáneamente, se realizó un relevamiento completo de la isla e islotes adyacentes. Se encontraron muchos lugares donde se faenaban ballenas, depósitos de carbón, dos depósitos repletos de toneles de roble, calderas, cañerías de cerámica y decenas de embarcaciones de distintos tipos.
En todos los casos, estaban cubiertos por hielo o por nieve. Este hallazgo ya había quedado olvidado por la historia y sólo se mencionaba el hundimiento del Governoren, cuya proa es aún visible.


Su redescubrimiento es un gran aporte para el estudio de lo que fue un recurso natural, e incluso material estratégico, como la ballena, dado que, entre otros usos, de su aceite se obtenía la glicerina para hacer explosivos.


A los efectos de llevar a cabo las tareas de investigación, se realizaron todas las mediciones correspondientes para armar una cartografía, ya que ésta es inexistente. En ella se fue ubicando todo lo hallado. Las amarras nos muestran dónde fondeaban los catchers y dónde depostaban las ballenas para obtener el lardo.


Este gran puerto operaba con varios buques y, por los datos hallados, se comprobó que, entre otros lugares, tenían puerto de asiento en las islas Malvinas, no dependiendo así de la empresa A/S Héctor de Isla Decepción.


Todo este trabajo sirve como inicio a investigaciones mayores, para lo cual se está preparando un documento especial para ser presentado en el I Congreso Mundial de Historia Económica Antártica en Sydney 2005.

 

Datos técnicos

  • Botadura: 1959
  • Astilleros: Helsingfors, Finlandia.
  • Eslora: 43,30 m
  • Manga: 7,30 m
  • Calado: 4,10 m
  • Tonelaje: 294 GRT

El sexto continente

Hace unos 70 millones de años, la Antártida se separó del resto de continentes. Tiene una superficie que, sumada a las barreras de hielo soldadas a sus costas, alcanza una extensión superior en un 50% al continente europeo. Cubierta por una masa de hielos cuyo espesor supera los 2.500 metros, constituye el mayor reservorio de agua dulce de la Tierra.

 

Su fría belleza seduce por igual a científicos y exploradores, que recién están comenzando a conocerla un poco más en las últimas décadas. Es, y lo seguirá siendo por mucho tiempo, un misterio lleno de magia que invita al descubrimiento y despierta una apasionada fascinación, a pesar de sus temperaturas de hasta más de 60 grados bajo cero y vientos que superan los 300 km/h. Lejos de las ciudades, lejos de los hombres, es un enigma que desafía la imaginación.

 

Campaña de los mares australes
El ILP realiza durante los veranos australes travesías por la costa patagónica, Tierra del Fuego, Isla de los estados y Antártida. En etsos viajes se cumplen diversos objetivos:

 

  • Búsqueda de naufragios desde la mar.
  • Tomar fotografías para la edición de una publicación sobre los mares australes argentinos.
  • Tomar documentales de las acciones realizadas.
  • Ayudar a la reparación y mantenimiento de faros y balizas.
  • Apoyar a biólogos y científicos en sus estudios de campo.
  • Apoyar a investigadores históricos y antropológicos.
  • Reunir y clasificar lo anterior para su posterior exhibición en el museo itinerante.

 

El ILP continua hoy con su misión de buque expedición-museo, para apoyar las tareas científicas y culturales en la Patagonia, Tierra del Fuego y Antártida; y para la difusión cultural de su historia. Geografía, flora y fauna en todos los puertos de la Argentina y del resto del mundo.





MUSEO MARÍTIMO RIA DE BILBAO

Muelle Ramón de la Sota, 1 48013 Bilbao Telf. 94 608 55 00
info@museomaritimobilbao.org